Inicio de sesión
Alcaldía de Sonsón
Sonsón Progresa

Sonsón

17 AGOSTO DE 2016
Línea de Atención: (+57) 4 869 4444
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN:
22/05/2018 18:36:34
| NÚMERO DE VISITAS:
    Alcaldía de Sonsón / Nuestra Alcaldía / Sala de Prensa / Titulación de terrenos baldíos, hace nuevos propietarios

    ​Titulación de terrenos baldíos, hace nuevos propietarios

    Titulación de terrenos baldíos, hace nuevos propietarios

    ​Más de 200 títulos entregados en 24 meses, hacen de este compromiso de campaña uno de los pilares del Plan de Desarrollo “Sonsón Progresa”

    Agencia Nacional de Tierras comprometida con el proyecto, que hasta permitió incluir en el censo catastral urbano baldíos públicos como la Plaza de Ruiz y Zapata.

    Poseedores de corregimientos de San Miguel y La Danta son los más beneficiados.

    Betsabé Aguirre tiene la piel tostada. No conoce de maquillajes y apenas si aprendió a “firmarse”. De estatura media, llegó a La Danta hace 45 años, ahora tiene 60, cuando sus padres eran colonizadores de esa selva, por donde se paseaban las dantas, que por cierto eran muchas, y por eso el lugar se denominó La Danta. Su esposo le hizo una casa, ahí en un plan, donde otros tres colonos compraron gracias a la firma de un “documento” que les daba la seguridad de ser propietarios, y donde se avecindó con otras tres familias, como para acompañarse unas con otras. Con los años vino la desilusión, porque el vendedor no era dueño de nada, el “documento” había sido tramitado sobre una expectativa de legalizar unas tierras, las mismas que habían cultivado con empeño y a las cuales les lograban hacer un cultivo de yuca y arracacha dos veces al año. Betsabé tuvo siete hijos y todos le oyeron decir que el lote de terreno de la casa se lo iban a legalizar. Ese mismo cuento lo había oído Blanca Nelly Taborda, que vivió en la vereda La Mesa, pero hace 17 años salió desplazada para el casco poblado de La Danta, y allí encontró donde levantar una casa. Y también le tocó a Wilmar Martínez, líder comunitario y procedente del municipio de San Luis, que por la misma época de Blanca Nelly, llegó al lugar para desarrollar actividades comerciales y quien también compró por “documento”. 

    Todos tenían papeles a punto de romperse de tanto doblar y desdoblar, con firmas ilegibles y que exhibían como la única prueba de que alguna transacción comercial había ocurrido para tener motivos por los cuales reclamar la propiedad de un lote de terreno, sobre el cual levantaron una casa, generalmente precaria, para tener donde protegerse de la intemperie y descansar, a donde llegar y encontrar un plato de comida, y en donde encontrarse con los suyos. 

    El Alcalde de Sonsón, Obed Zuluaga, dice de esta situación: “Yo estoy seguro de que todos queremos ser propietarios. De una moto, de un carro, como ejemplo esas cosas sencillas. Pero la que marca la vida de un hogar, es tener casa propia. Y se llegó el momento de que el Estado cumpla con la deuda social con estas comunidades, y por eso hemos abanderado la legalización de predios a los habitantes de los corregimientos San Miguel y de La Danta”, lo expresa con un rostro que se le infla de alegría. Y no es para menos, 172 escrituras en La Danta y 35 en San Miguel ya han sido entregadas.

    Con ministro de Justicia a bordo, entregó 132 títulos de propiedad el mes de diciembre pasado. El titular de esa cartera, Enrique Gil, dijo del hecho: “Es hacer presencia el Estado en estas zonas. Es reconocer el derecho que tienen las familias a la propiedad privada, como lo establece el artículo 58 de la Constitución política. La precaria vida que da la condición de poseedores cambia radicalmente, y ahora como propietarios pueden aspirar a ampliar o a mantener la vivienda, con la seguridad de que nadie se las va a quitar”.
     
    En Sonsón, es prioridad para la actual administración adelantar la legalización de terrenos baldíos “hasta la plaza principal y la plazuela de Henao y los parques estaban sin legalizar. Eran baldíos públicos y acabamos de incorporar al censo catastral del municipio 12 predios públicos y hay 120 predios en la zona caucana, que estamos ayudando a legalizar a igual número de familias”, informa el Alcalde Zuluaga.

    Para Carlos Medina, Viceministro de Justicia Restaurativa, este proceso lo adelanta directamente el Estado porque se trata de baldíos; es decir, un bien de propiedad del Estado, que puede ser urbano o rural, y puede o no estar cumpliendo una función social. Explica el Viceministro: “se hace un estudio del lote baldío, que incluye analizar en el reclamante la clase de derecho, el tiempo de posesión y delimitar con precisión el área del inmueble. Si cumplen se les otorga el título. Las personas que están recibiendo sus escrituras pueden bancarizar su propiedad y obtener recursos del sector financiero”.

    Este trabajo es una realidad todo un proceso, donde la persistencia tiene la mayor parte de éxito, y lo adelanta el Municipio con el Ministerio de Justicia y la Agencia Nacional de Tierras.

    El abogado Wilmar Aguilar, en representación del Municipio, habla así de esta experiencia: “Nosotros estamos adelantando un trabajo donde hemos encontrado una gran receptividad del Gobierno Nacional a esta tarea de legalización de predios contenida en el Plan de Desarrollo Sonsón Progresa. En San Miguel ya hay 35 legalizaciones entregadas y vamos por otras 28 más. En La Danta en el solo diciembre entregamos 132, y ya habían llegado otras 36. Tenemos en remojo 119 legalizaciones más, que, de cumplirse, estaríamos hablando de 334 títulos de propiedad entregados a poseedores”.

    Finca Honduras

    Un caso especial lo constituye la Finca Honduras, hoy en manos de la Agencia Nacional de Estupefacientes, y ante la cual el municipio adelanta trámites para que pase a la Agencia Nacional de Tierras y así legalizar algunos predios, entre ellos el sitio donde se ubica la escuela. Esta escuela se conoce como La Linda, con unos 34 niños en primaria y 17 en bachillerato, pero amenaza ruina, pues buena parte de su construcción fue en guadua y el material ya cumplió su vida útil. El alcalde Obed Zuluaga explicó así el drama, “El municipio no cuenta con recursos propios para este arreglo. Nosotros hemos entregado 34 escuelas rurales remodeladas, y todo con recursos propios. Ahora estamos tocando las puertas de la Secretaría de Educación Departamental, para emprender esta construcción nueva, que nos vale varios millones de pesos”. 
    Y como en la finca La Honduras, también hay terrenos por legalizar para las escuelas en la vereda Piedras Blancas y 38 más. Unas a la espera de que el Estado les asigne la calidad de baldíos y otros acudiendo a la buena voluntad de los particulares para que donen esos terrenos y de esta forma el municipio pueda entrar a invertir dineros públicos para mantenimiento, ampliación o construcción nueva.
     
    Para complementar la información pueden consultar al abogado Wilmar Aguilar en el teléfono 8694444.


    Asesorado, diseñado y desarrollado por: © Copyright 2017 101 S.A.S.
    Top